Cómo elegir a un buen dentista: evita los fraudes

troll-redes-sociales-que-acosa-personas-redes-sociales
Índice del artículo

Con la salud de tu boca no se juega. El colectivo odontológico, competente y graduado en esta área médica, sale en defensa de la aplicación de políticas feroces de marketing, tan ilícitas como intrusivas.

No es una buena idea lucrarse a través de la salud. Saltan las alarmas en las clínicas dentales.

El hartazgo, cada vez más unísono, se está generalizando y extendiendo en las clínicas dentales, que ve cómo el intrusismo y unas prácticas de marketing muy cuestionables se adueñan de una profesión a la que ensombrecen con malas artes. Al frente de esas protestas y ese enfado, la integridad de un colectivo, el de la odontología, que no se cansa de sanar y oxigenar su profesión, mermada ante tanto fraude. Los dentistas se plantan. Dicen basta.

En las marquesinas de las calles de la ciudad y en las publicaciones en las stories de las Redes Sociales se están levantando auténticas estafas piramidales, estrechamente vinculadas a la salud bucodental. Muerde el marketing feroz: ofertas ‘tiradas de precio’, financiación con condiciones, comparativas odiosas y todos incluidos. Tu boca no es un crucero al que acudir con pulserita. Y cuidado con la letra pequeña en esta publicidad bucodental, que también está prohibida. Que no te cuenten cuentos, pues el único relato legendario que funciona en las clínicas dentales es el del ratoncito Pérez, ninguno más.

Se han descubierto auténticos fraudes. Se han desmantelado políticas súper agresivas y, mientras se escarbaba en estas, se han destapado estafas más grandes que una caries. Estas han sido probadas y condenadas con sanciones económicas, penas en prisión y lo que es peor, muchos tratamientos sin finalización: muchas bocas a la intemperie y desprotegidas. No será Clínica dental MónBlanc quien ponga nombre y apellido a los impostores (buscando en Internet, podrás ampliar la información). Porque esta clínica, ubicada en el corazón de Mataró, juega limpio, a diferencia de organigramas regidos por políticas poco éticas e ilícitas.

Así son las cosas y así las están contando las clínicas y los profesionales que intentan dignificar día a día sus funciones, más que lícitas y necesarias en un sector que necesita promover buenos hábitos de higiene y salud bucodental, mirando única y exclusivamente por la boca de sus pacientes.

La denuncia del Colegio de Dentistas de Murcia

Contraataque. Murcia enseña el camino. Esta Comunidad Autónoma ha sentado un auténtico precedente, ya que su Colegio de Dentistas ha decidido contrarrestar las emergentes, pero detectadas, campañas de publicidad agresiva. Murcia y su Colegio, bajo el paraguas de la representación del actor Carlos Santos (Povedilla en ‘Los hombres de Paco’), invitan a distinguir entre “un especialista en bocas y un bocazas”:

  • “Tu boca no es un todo incluido”. Esta terminantemente prohibido lucrarse a través de ofertas, así lo establece la normativa sobre publicidad sanitaria.
  • Financiación con condiciones. El Colegio murciano condena lo siguiente, “la salud de tu boca no se cuida a plazos”. No es legal acudir a la financiación “como gancho”.
  • Evitar las comparaciones. El Código ético de la odontología divulga que no se pueden hacer comparativas y subrayar ventajas respecto a otros competidores.
  • Folletos. Ojo con la letra pequeña porque la normativa sanitaria impide redactar los anuncios con letra pequeña.
  • Las promociones no son válidas. Así lo establece la legislación sanitaria, que es clara al respecto: no valen los 2×1.

 Precisamente, son los dentistas profesionales (graduados y formados en materia de Odontología) quienes han de desmentir a sus falsos homólogos, coger la sartén por el mango, extirpar las malas praxis y revertir la situación. Los verdaderos profesionales se encuentran profesionalizando su labor, tan médica como necesaria y vital para sus pacientes, quienes reclaman soluciones, diagnósticos y tratamientos para sus correspondientes estructuras bucodentales.

Cómo saber si un dentista es bueno o malo

Fácil, asombrosamente fácil. Los profesionales de esta área médica buscan no desvirtuar la profesión de dentista. La boca precisa mimo, cuidado y un trato personalizado. ¿Sabes cómo puedes distinguir entre un buen y un mal profesional? Encuentra a un buen dentista en cinco pasos:

  1. Graduado, registrado y actualizado. El Dentista ha de estar graduado en Odontología, inscrito en el correspondiente Colegio de Dentistas y vivir acorde con las nuevas y constantes actualizaciones en el sector odontológico.
  2. Opiniones. Consulta las experiencias vividas por otros usuarios.
  3. Comunicación. Por naturaleza, el Dentista ha de ser un comunicador nato: ha de saber darle valor a su discurso, orientando y guiando claramente al paciente, a quien ha de ser capaz de resolverle dudas y explicarle el procedimiento que se llevará a cabo.
  4. Higiene y tecnología. Échale un vistazo a la clínica: ¿Está súper limpia? ¿Se ve en buenas condiciones? ¿Cuenta con la última tecnología? Adelante, pasa.
  5. Competencia en una variedad amplia de servicios. Valora y considera qué ofrece el Dentista.

Sonríe, pues la encomiable labor de los auténticos profesionales siempre acaba silenciando el ruido de prácticas nada éticas. Invierte en tu salud y hazlo en una clínica que la practique en unas condiciones justas, éticas y profesionales.

Carlota Muñoz, Periodoncista e implantóloga
Periodoncista, Implantóloga

Últimas publicaciones

Sangrado en las encías

Su sangrado se debe a múltiples factores, como la gingivitis, el signo más común. No controlar el estado y la salud de este tejido carnoso supone acabar haciendo frente a...

Causas y tratamiento del mal aliento. Guía completa

La halitosis, que no es una enfermedad, responde a un conjunto de causas, tales como la ausencia de saliva, la práctica de ciertos hábitos insalubres o no disponer de una...

El manual del buen dentista: cómo saber si has escogido al mejor profesional

Dime con qué especialista andas y te diré quién eres… La consulta, sus formas y el trato te darán muchas pistas. Te has de sentir como en casa. Es la...