Qué hacer con un diente fisurado o roto

Qué-hacer-con-un-diente-fisurado-o-roto
Índice del artículo

Aunque el esmalte dental es uno de los elementos más duros de tu cuerpo, no es invulnerable. Si el esmalte dental se desgasta lo suficiente, puede dejar tus dientes frágiles y capaces de fracturarse o romperse. Saber qué esperar y qué hacer con un diente roto puede ayudarte a manejar la situación como un profesional.

¿Qué causa la rotura de los dientes?

Hay varias cosas que pueden provocar la rotura de un diente. Incluso los dientes sanos pueden agrietarse o romperse debido a un traumatismo, como un golpe en la cabeza. Otras causas de rotura de dientes son:

  • Diente debilitado por un tratamiento dental anterior.
  • Una caries que ha debilitado el diente.
  • A veces puedes tener un diente desgastado o agujereado debido a su posición o a la forma en que emerge, típico de las muelas del juicio que erupcionan torcidas.
  • Morder algo duro, como el hielo.
  • Si tienes una mordida desalineada, puedes correr el riesgo de desgastar tus dientes y astillarlos o agrietarlos.

¿Qué aspecto tiene un diente roto?

Los dientes delanteros astillados, las grietas en los dientes o un diente que se ha roto por la mitad tienen un aspecto (y un tacto) diferente, pero implican el mismo problema general. Puedes tener fragmentos de un diente que se caen o un diente partido que parece más bien una fractura. Algunas personas no pueden ver toda la rotura, sobre todo si se trata de una grieta vertical en el diente cerca de la parte posterior o entre los dientes.

¿Un diente roto es una urgencia dental?

Desde una pequeña astilla en un diente hasta una muela que se ha roto en la línea de las encías, la rotura de un diente puede presentarse de diferentes maneras. Aunque tu diente roto parezca de poca importancia, podría ser un síntoma de un problema mayor que podría provocar más daños. Si tienes un diente roto, no suele ser una urgencia, pero debes acudir al dentista lo antes posible.

Tratamiento de un diente roto o fracturado

Incluso una pequeña astilla en un diente puede dar lugar a un problema mayor si no se trata. Tu dentista puede realizar un examen completo y tomar radiografías para evaluar el daño y determinar el tratamiento adecuado.

1. Pulido y adhesión

A veces los dentistas pueden reparar ligeras astillas o grietas puliendo la superficie. Pueden aplicar adhesivos y otros materiales dentales para rellenar algunos espacios y luego darles la forma adecuada. Incluso puede ser posible volver a pegar trozos de dientes rotos.

2. Empastes y endodoncias

Cuando una grieta profunciza más allá de la parte más superficial del diente, requiere más trabajo. A veces el dentista puede limitarse a hacer una reconstrucción (empaste), pero si la fractura llega a la pulpa (nervio del diente), requerirá una endodoncia.

3. Cirugía y extracciones

Algunos casos pueden ser más complejos, sobre todo si se trata de un molar roto. Como los molares tienen más de una raíz, es posible que sólo una sufra la fractura. En esos casos, el dentista puede realizar una amputación de la raíz, conocida como hemisección, y salvar el resto del diente.

Por desgracia, la extracción de un diente roto es a veces la única solución. La extracción del diente suele reservarse para los casos en que la fractura se extiende por debajo de la línea de las encías llegando a nivel del hueso o si tienes un diente partido por la mitad. En estos casos deberemos extraer el diente y valorar en un futuro su reposición, generalmente con un implante dental.

4. Incrustación o Corona dental

En ocasiones el dentista tiene que tallar/rebajar una parte del diente restante si se ha roto un trozo considerable o el diente tiene mucha caries, antes de cubrirlo total o parcialmente con una incrustación o corona (funda) dental que rehabilitará al diente tanto en forma como en función, protegiendo el diente y restaurando su estética. Las incrustaciones y las coronas pueden ser de resina, metal, cerámica o porcelana con metal. Los distintos tipos ofrecen diversas ventajas e inconvenientes. Es posible crear incrustaciones y coronas de porcelana y resina que tienen un aspecto casi idéntico al de los dientes naturales.

El dentista o un endodoncista (un dentista especializado en el tratamiento de las pulpas dentales) puede realizar una terapia de conductos radiculares y luego construir un muñón artificial, que proporcione estructura suficiente junto con el diente remanente, sobre la que se pueda crear una incrustación o corona si toda la parte superior del diente está rota pero la raíz sigue intacta. A continuación, el dentista puede fijar la incrustación o la corona restaurando así el diente.

5. Carillas dentales

Una carilla dental puede devolver la apariencia de salud y plenitud a un diente que se ha fracturado o astillado en su faceta externa. Una carilla dental es una fina cáscara de porcelana o resina del color del diente que cubre toda la parte delantera del diente, restaurando la parte fracturada del diente de forma mimética.

Tu dentista preparará el esmalte de la superficie del diente para dar evitar transiciones antiestéticas. A continuación, el dentista tomará una impresión del diente, que será enviada a un laboratorio dental donde se fabricará la carilla. Tendrás que volver al dentista para que te instale la carilla cuando esté preparada, lo que suele ocurrir una o dos semanas después.

¿Qué ocurre si dejas un diente roto?

Un diente roto es susceptible de sufrir más daños e incluso infecciones. Si dejas un diente roto sin tratar, corres un mayor riesgo de perderlo. Una fractura incipiente, puede extenderse llegando a fracturar totalmente el diente o afectando al nervio del mismo. El diente fracturado podría generar una infección y esta infección podría a otras partes de tu cuerpo, por cercanía o por la corriente sanguínea. Por eso es tan importante que un profesional de la odontología examine todas las astillas y fracturas.

¿Qué puedo hacer si tengo un diente roto?

Si te ocurre, tu primer pensamiento puede ser «¿por qué se me ha roto un trozo de diente?», seguido de una sensación de pánico. Saber qué hacer si se rompe un trozo de diente puede ayudarte a obtener los mejores resultados. Es importante que te pongas en contacto con tu dentista lo antes posible para evitar más daños e infecciones, pero hay algunas medidas que puedes tomar.

  • Enjuágate la boca con agua. El agua salada tibia puede ser calmante y limpiadora.
  • Si sangra, aplica una gasa limpia en la zona para detenerla.
  • Aplica compresas frías para aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Los analgésicos pueden aliviar las molestias y la inflamación.
  • En caso de encontrar el fragmento dental es importante sumergirlo en leche, suero salino o incluso saliva. En ocasiones los fragmentos se pueden volver a adherir, restaurando el diente de forma sencilla. Eso sí, no debe pasar mucho tiempo entre la fractura y la visita de urgencia con tu dentista.

Recuerda que es posible tener un diente fracturado, incluso una muela rota, sin dolor. Eso no significa que debas dejarlo sin tratar. Aunque probablemente no sea una urgencia, debes buscar atención profesional para intentar salvar el diente.

muñoz
Periodoncista, Implantóloga

Últimas publicaciones

Higiene profunda con cepillos interdentales

Las costumbres y las rutinas acompañan al ser humano durante su vida. El hecho de mecanizar esas rutinas y costumbres implica la generación de ciertos hábitos saludables, como es el...

Causas y tratamiento de la tensión mandibular

Todo lo que concierne al tema bucal es delicado y complejo. La mandíbula, por supuesto, cobra un especial interés por el mero hecho de actuar como uno de los ejes...

¿Qué es la clorhexidina y para qué se utiliza?

Dentro de los métodos auxiliares para controlar una buena higiene oral podemos encontrar la clorhexidina. Esta clorhexidina es un desinfectante oral que cuenta con acción antiséptica, capaz de acabar con...