¿Cuáles son los beneficios del enjuague bucal?

beneficios-del-enjuague-bucal
Índice del artículo

En un momento u otro, todo el mundo ha sufrido el golpe de confianza que supone tener mal aliento, también llamada halitosis. Aunque el mal aliento crónico puede ser la causa de una afección grave en el organismo, la mayoría de las veces es un simple caso de mala higiene o una digestión pesada. En cualquier caso, puede provocar una gran ansiedad.

Desde pequeños nos han metido en la cabeza que enjuagarse con un colutorio es la mejor manera de combatir ese mal aliento. Podríamos decir que esto puede ser parcialmente cierto y que también es una forma estupenda de ayudar a mantener tu sonrisa sana.

El uso regular del enjuague bucal te proporciona algunas herramientas probadas que pueden ayudarte a cuidar la salud de tus dientes, encías y el suave revestimiento interior de la boca. He aquí algunos beneficios que obtendrás con un rápido enjuague:

Cómo ayuda el enjuague bucal con la placa bacteriana

La mayoría de los dentistas están de acuerdo en que el enjuague bucal por sí solo no reducirá la cantidad de placa bacteriana que ya tienes acumulada, pero hay pruebas que sugieren que enjuagarse con colutorio puede evitar o dificultar que se acumule la placa sobre un diente limpio.

Retrocediendo un poco, la placa bacteriana es una película blanda y pegajosa formada por restos de alimentos y bacterias, que se va acumulando sobre las encías, entre los dientes y en la superficie de éstos. Y cuando se calcifica se transforma en el famoso sarro (cálculo), generando depósitos duros similares a piedras. Si se acumula durante demasiado tiempo, puede causar graves daños estructurales en forma de caries y enfermedades de las encías, como la gingivitis y periodontitis («piorrea»).

Así que, después de hacer tu próxima visita al dentista y de que te eliminen toda la placa bacteriana y el sarro de tus dientes, el enjuague bucal puede ayudar a evitar que se vuelva a acumular.

También podemos encontrar en el mercado ciertos productos que nos ayudan a identificar la placa y eliminarla. Estamos hablando de Reveladores de Placa, y actúan uniéndose a ella y tiñéndola de un color muy contrastado, que nos marcará perfectamente su localización y en alguno de ellos incluso nos dará información del tiempo que lleva dicha suciedad en boca. Muchos de estos reveladores «tintóreos» se comercializan para los niños, ayudándoles a formar buenos hábitos de cepillado, también son estupendos para los adultos.

El enjuague bucal puede ayudar a eliminar las partículas de comida

Si eres como la mayoría de la gente, es posible que pienses que el enjuague bucal debe usarse sólo después del cepillado. Estamos aquí para decirte que el enjuague bucal también es eficaz cuando se utiliza antes del cepillado para enjuagar cualquier partícula suelta en la boca, lo que da una ventaja a tus esfuerzos de cepillado y uso del hilo dental.

Al aflojar cualquier partícula oculta, tienes más posibilidades de eliminarla mientras te cepillas y utilizas el hilo dental, evitando así cualquier posible problema de caries. Además, mejoras tus buenos hábitos de higiene, ya que evitas que se forme más placa y ayudas a frenar el crecimiento de gérmenes y bacterias. Aunque todo esto es cierto, lo correcto sería enjuagarse con agua previamente al cepillado, para eliminar los restos macroscópicos de comida y evitar que el cepillo se embote con los mismos. Cepillarse meticulosamente. Volverse a enjuagar con agua para eliminar los restos de dentífrico y alimentos que pudiésemos haber dejado en boca. Y por último utilizar el colutorio de mantenimiento, tras el cual no volveremos a enjuagarnos con agua, ni deberíamos beber o comer en por lo menos 1 hora.

El enjuague bucal ayuda a prevenir la formación de caries

Así que hemos establecido que el uso regular de enjuague bucal antes y/o después de cepillarte y usar el hilo dental es una gran idea. ¿Sabías también que el enjuague puede reducir las posibilidades de que se forme una caries en primer lugar? Si buscas una ayuda extra en este sentido, elige un colutorio que contenga flúor (no todos lo contienen, así que comprueba la etiqueta).

Hacerlo puede fortalecer tu esmalte y prevenir las caries. Al fin y al cabo, esa es la razón por la que algunos países deciden introducir el flúor en su suministro de agua.

¿Qué hace el enjuague bucal?

Es importante señalar que hay dos categorías distintas de enjuagues bucales: los cosméticos y los medicinales. El enjuague bucal cosmético ayuda a combatir el mal aliento dejando un agradable sabor y aroma en la boca, por ejemplo, de fresa o menta. Dependiendo de la formulación, los enjuagues bucales terapéuticos o medicinales pueden comprarse sin receta. Se puede prevenir la placa y las caries y mejorar la higiene bucal con la ayuda de un colutorio terapéutico.

¿Hay algún inconveniente en el uso del colutorio?

Incluir el enjuague bucal en tu práctica habitual de cuidado bucal no supone ningún riesgo. Sin embargo, nada puede sustituir a una buena rutina de cepillado y uso del hilo dental. El uso de un enjuague bucal es una forma estupenda de complementar y potenciar tu rutina de higiene dental y mantener una sonrisa reluciente.

¿Debes añadir un enjuague bucal a tu rutina diaria de higiene bucal?

La respuesta más sencilla es un sí rápido. Si quieres que tú y tu familia tengáis los dientes limpios y las encías sanas, el enjuague bucal es un gran artículo dental que debes utilizar. Puedes utilizar el enjuague bucal antes o después de tu rutina habitual de cepillado y uso del hilo dental.

Beneficios del enjuague bucal

Refresca el aliento

Ésta suele ser la motivación número uno para que los pacientes utilicen el enjuague bucal: eliminar el mal aliento. Tras 30 segundos de enjuague, tu boca se sentirá y sabrá tan fresca como una hoja de menta. Si vas a dirigirte a un público o entablar una conversación cara a cara, enjuagarte la boca con un enjuague bucal con sabor a menta es una buena idea.

Reduce la sensibilidad

Además de prevenir las caries, la sensibilidad de tus dientes puede reducirse utilizando un enjuague bucal que contenga derivados del flúor. Se ha demostrado que el aumento de los niveles de flúor reduce la sensibilidad dental al cubrir la superficie vulnerable o porosa de los dientes.

Reduce la sequedad bucal

¿Sabías que las glándulas salivales pueden entrar en acción utilizando un enjuague bucal? Pues sí.

Blanquea los dientes

En ciertos tipos de colutorio se encuentran a veces agentes blanqueadores como el peróxido de hidrógeno, que pueden ayudar a blanquear los dientes de forma segura y eficaz en casos de tinciones leves.

El enjuague bucal no sustituye al cepillado y al uso del hilo dental, pero es un gran paso que puedes añadir a tu rutina dental y que puede ayudarte en muchas otras cosas. Ten en cuenta que se recomienda un enjuague bucal sin alcohol. Y recuerda que debes cepillarte, usar el hilo dental y enjuagarte idealmente después de cada comida, aunque la más importante es antes de irse a dormir.

Al final, aunque nuestros viejos amigos, el cepillado y el hilo dental, siguen siendo las mejores formas de evitar que se produzcan problemas bucodentales, añadir el enjuague bucal a la rutina es una forma eficaz de evitar cosas como la caries y la gingivitis, al tiempo que se fomenta la salud de los dientes y las encías.

Últimas publicaciones

Higiene profunda con cepillos interdentales

Las costumbres y las rutinas acompañan al ser humano durante su vida. El hecho de mecanizar esas rutinas y costumbres implica la generación de ciertos hábitos saludables, como es el...

Causas y tratamiento de la tensión mandibular

Todo lo que concierne al tema bucal es delicado y complejo. La mandíbula, por supuesto, cobra un especial interés por el mero hecho de actuar como uno de los ejes...

¿Qué es la clorhexidina y para qué se utiliza?

Dentro de los métodos auxiliares para controlar una buena higiene oral podemos encontrar la clorhexidina. Esta clorhexidina es un desinfectante oral que cuenta con acción antiséptica, capaz de acabar con...