¿Por qué tenemos muelas del juicio?

muelas-del-juicio
Índice del artículo

Si alguna vez has sentido dolor en las muelas del juicio, probablemente te hayas preguntado por qué las tenemos en primer lugar. Aunque las muelas del juicio parecen no tener sentido hoy en día, no siempre fueron un simple dolor de boca.

¿Qué son las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son el tercer juego de molares que desarrollan los seres humanos, normalmente al final de la adolescencia o al principio de la veintena. Son los últimos dientes que salen y se sitúan en el extremo posterior de la boca.

Muchos adultos se los quitan porque les causan dolor, cuando salen en un ángulo incorrecto y amenazan con estropear otros dientes ya existentes o la persona no tiene suficiente espacio para acomodarlos en una posición correcta.

¿Por qué las tenemos?

Lo creas o no, las muelas del juicio solían tener una función. Nuestros antepasados tenían una dieta muy distinta a la nuestra. Desmenuzaban plantas duras y otros alimentos sin cocinar, lo que les causaba importantes desgastes dentales, dejando espacio para las famosas muelas del juicio o terceros molares. Que llegaban a tiempo para que pudieran seguir comiendo, por lo que en cierta medida dependían de los dientes adicionales para sobrevivir.

Sin embargo, a medida que los humanos evolucionaron y aprendieron a ablandar los alimentos mediante la cocción y otros medios, la necesidad de los terceros molares desapareció. Con el tiempo, nuestras mandíbulas se adaptaron a nuestra nueva dieta y se hicieron más pequeñas.

Cuando las muelas del juicio, o terceros molares, quedaron obsoletas, algunas personas dejaron de desarrollarlas. Aproximadamente la mitad de los adultos siguen desarrollando al menos una muela del juicio, pero a muchas personas les falta uno o más de los terceros molares.

Señales de que necesitas que te extraigan las tuyas

No todo el mundo necesita que le extraigan las muelas del juicio. Algunas personas tienen mucho espacio para los terceros molares y se desarrollan y posicionan igual que los demás dientes. Para otras, los terceros molares significan dolor y otras complicaciones.

Sólo tu dentista puede determinar si necesitas que te extraigan las muelas del juicio. Sin embargo, si experimentas alguno de estos problemas, debes hablar con tu dentista sobre la extracción de las muelas del juicio pronto:

  • Encías inflamadas, sensibles o sangrantes en la parte posterior de la boca
  • Dolor, hinchazón o rigidez de la mandíbula
  • Problemas para abrir la boca
  • Sabor persistente y desagradable en la boca y/o mal aliento

Si experimentas alguno de estos síntomas y sospechas que tus terceros molares pueden ser la causa, debes acudir a un dentista. Reserva una cita en nuestra clínica dental de Mataró.

Lluís Vallverdú Odontólogo
Prostodoncista/Periodoncista, Implantólogo

Últimas publicaciones

Causas y tratamiento del mal aliento. Guía completa

La halitosis, que no es una enfermedad, responde a un conjunto de causas, tales como la ausencia de saliva, la práctica de ciertos hábitos insalubres o no disponer de una...

El manual del buen dentista: cómo saber si has escogido al mejor profesional

Dime con qué especialista andas y te diré quién eres… La consulta, sus formas y el trato te darán muchas pistas. Te has de sentir como en casa. Es la...

Cómo elegir a un buen dentista: evita los fraudes

Con la salud de tu boca no se juega. El colectivo odontológico, competente y graduado en esta área médica, sale en defensa de la aplicación de políticas feroces de marketing,...