¿Qué es un flemón y cómo curarlo?

que-es-un-flemon
Índice del artículo

A lo largo de la vida, seguramente tendremos algunos problemas bucales que debemos solucionar. Algunos podrán estar directamente relacionados con la higiene bucal mientras que otros tienen un gran componente hereditario o surgen por agresiones externas. El flemón es uno de esos problemas que casi todos conocemos, por haberlo sufrido o haber conocido alguien que lo haya hecho.

Aunque sea un problema habitual, no siempre somos conscientes de qué los caracteriza, su gravedad o cómo evitarlos. Es importante tener claro que siempre debemos acudir a un profesional que nos pueda ayudar a solucionar el problema, si bien reconocerlo a tiempo es lo más importante.

También es posible prevenir el aparecimiento de flemones con una correcta higiene bucal en casa. El cepillado después de cada comida y la utilización de un enjuague bucal adecuado evita la acumulación de alimentos en los dientes y la aparición de caries. La prevención es el primer paso y la higiene previene esta afectación y muchas otras enfermedades.

¿Qué es un flemón y cómo curarlo?

Son muchas las veces que oímos hablar de flemón pero no sabemos exactamente qué es o qué hacer cuando lo tenemos.

También conocido como absceso, aunque no son exactamente lo mismo ya que si somos estrictos con el significado de cada patología, existen algunas diferencias entre abscesos y flemones.

Es de las enfermedades bucodentales causada por bacterias más comunes en la población. Se trata de una bolsa de pus que sale junto a un diente o una muela cuya raíz tiene una infección causada por alguna bacteria. Las causas pueden ser varias y para curarlo hay que eliminar la infección mediante la administración de los antibióticos oportunos y en ocasiones realizar algún tipo de drenaje quirúrgico. Siendo importantísimo solucionar lo que le ha dado origen a dicho flemón, de modo que no vuelva a producirse.

No acudir a un odontólogo y mantener este problema de salud, aparte del dolor que ocasiona, puede suponer problemas mucho más graves. La infección se puede propagar al hueso del maxilar superior o a la mandíbula e incluso puede provocar una septicemia si las bacterias alcanzan el torrente sanguíneo.

¿Cómo aliviar el dolor de un flemón?

Los flemones tienen varios síntomas, siendo el más evidente el dolor continuo y agudo, que aumenta al masticar. También se notará la inflamación en la zona de la infección, en forma de un bulto local y si no se trata a tiempo, surgirá fiebre alta y malestar general que puede cursar con debilidad.

Aliviar el dolor de un flemón con medicación sin solucionarlo no es eficaz ni recomendable. Es conveniente acudir a un especialista que pueda evaluar la causa del flemón y tratar la infección con antibióticos y antiinflamatorios, si es necesario. El profesional también puede hacer un drenaje para eliminar el pus acumulado.

El dolor del flemón es muy fuerte y llega a ser incapacitante. Aguantar este tipo de dolor hasta conseguir llegar a la consulta del odontólogo no es sencillo y hay algunas alternativas que pueden ayudar a que sea más llevadero. Aplicar hielo en la zona externa de la infección produce un efecto anestésico que nos ayudará a pasar el tiempo con alguna reducción del dolor. Los enjuagues con agua tibia y sal pueden, igualmente, ser una opción aunque según el grado de dolor, seguramente no serán suficientes. Es realmente importante considerar estos trucos como una forma de soportar el dolor hasta la cita con el odontólogo y no intentar, de ningún modo, evitar acudir a la consulta.

Una vez solucionada la infección y drenada la pus, el dolor se aliviará en poco tiempo y es momento para valorar los daños y buscar las soluciones más adecuadas para mantener una correcta salud bucodental.

¿Cuántos días dura un flemón?

Aunque el tiempo de duración es muy variable, suele durar aproximadamente 4 días. Es necesario tener en cuenta que la duración va a depender de la gravedad de la infección y que la mayoría de las veces empieza a notarse a las 48 horas.

Sin el cuidado profesional adecuado, la infección seguirá en aumento y el flemón no desaparecerá sino que puede convertirse en un problema de salud de mayor gravedad.

¿Por qué salen flemones?

Entre las causas más comunes están las caries dentales y la enfermedad periodontal que puede provocar el flemón gingival o absceso periodontal. Pero, también las muelas del juicio que tardan en salir pueden estar detrás de la infección.

En el caso de las muelas de juicio, hay que tener en cuenta que, debido a su localización, la higiene de la zona no siempre se hace de forma adecuada permitiendo la acumulación de alimentos y crecimiento de bacterias.

¿Qué diferencia hay entre absceso y flemón?

El flemón y el absceso son ambos una enfermedad infecciosa de la boca que puede tener varias causa. Sin embargo, aunque se suele utilizar ambos nombres para el mismo problema, hay algunas diferencias entre ellos.

Mientras que en el absceso la zona afectada está limitada a la infección, en el flemón la parte afectada es mucho más amplia y no se limita a la zona de la infección. En resumen, el flemón es un absceso más generalizado.

Últimas publicaciones

Sangrado en las encías

Su sangrado se debe a múltiples factores, como la gingivitis, el signo más común. No controlar el estado y la salud de este tejido carnoso supone acabar haciendo frente a...

Causas y tratamiento del mal aliento. Guía completa

La halitosis, que no es una enfermedad, responde a un conjunto de causas, tales como la ausencia de saliva, la práctica de ciertos hábitos insalubres o no disponer de una...

El manual del buen dentista: cómo saber si has escogido al mejor profesional

Dime con qué especialista andas y te diré quién eres… La consulta, sus formas y el trato te darán muchas pistas. Te has de sentir como en casa. Es la...