Tengo un diente oscuro. ¿Qué hago? ¿Hay tratamiento?

diente-negro
Índice del artículo

La tonalidad de los dientes naturales no es un blanco resplandeciente, sino un color que admite múltiples gradaciones entre el beige claro y el amarillo muy pálido.

Es posible que la tonalidad de todos los dientes se oscurezca gradualmente, como consecuencia de la falta de higiene dental, de ciertos hábitos de consumo e incluso del uso continuado de algunos medicamentos.

Pero si observamos que es un solo diente el que se oscurece o está muy manchado, entonces el trastorno se debe a un problema particular de esa pieza. Veamos por qué ocurre esto y cómo solucionarlo.

Por qué puede volverse oscuro e incluso negro un diente

Solo existen dos posibilidades:

Lesiones del nervio dental

Cuando el nervio dental se lesiona, se produce una desvitalización del mismo. Y en algunos casos, la desvitalización puede degenerar en una necrosis pulpar.

En ambos casos, no hay vida en el diente y solo mantenemos la carcasa, aparentemente intacta. Dado que el interior está muerto, los microorganismos pueden colonizarlo, siendo el oscurecimiento gradual una consecuencia de esa actividad orgánica.

La desvitalización y la necrosis pulpar pueden deberse a dos causas:

  • Un traumatismo directo sobre el diente, con o sin rotura o fisura del mismo
  • Caries avanzadas con afectación pulpar (del nervio)

Acumulación de sarro

Cosa bien distinta es que los dientes estén ennegrecidos únicamente por las partes próximas a la encía.

En estas ocasiones, nunca será un único diente el afectado sino un grupo de entre dos y ocho, normalmente los de la parte frontal inferior de la mandíbula. Los más propensos son los incisivos y colmillos inferiores.

En este caso, no hablamos de un problema de diente negro debido a una lesión del nervio: es la acumulación excesiva de sarro lo que lo produce.

El sarro es una sal sólida y dura que se produce como consecuencia de la reacción química entre la saliva y la placa bacteriana. Su causa principal es la falta de una higiene dental adecuada.

Ese sarro se puede depositar en cualquier superficie dental, principalmente en los espacios intersticiales entre los dientes y la encía y en las partes de los dientes donde falta el esmalte debido a su rugosidad.

Esto último ocurre cuando tenemos un problema incipiente de periodontitis: la encía se retrae, dejando al descubierto la raíz del diente: ahí es donde se forma y deposita el sarro.

Y esos depósitos van oscureciéndose con el paso del tiempo. Por eso las manchas negras aparecen solo en la parte de los dientes más cercana a la encía, muy especialmente cuando los afectados son:

  • Grandes fumadores
  • Consumidores habituales de productos como café, té y vino tinto
  • Personas descuidadas con la higiene dental

Si juntamos estas tres cosas, tenemos todas las papeletas para lucir dientes parcialmente ennegrecidos por el sarro.

¿Un diente puede ponerse negro de un día para otro?

No, en ninguno de los dos casos. Tanto si los dientes están negros por desvitalización o necrosis como si el fenómeno está causado por el sarro, el proceso es lento y gradual.

De ahí la importancia de acudir al odontólogo en cuanto observemos los primeros indicios de oscurecimiento. De nada nos servirá utilizar productos blanqueadores.

Tratamiento para dientes negros u oscuros

En ambos casos, la solución está en la consulta odontológica:

Dientes negros por desvitalización

Se precisa realizar una endodoncia: el proceso consiste en retirar del interior del diente los tejidos desvitalizados o necrosados, blanqueando el interior del diente y rellenando la pieza con materiales biológicamente inertes.

Como norma, tras la reconstrucción, el diente afectado lucirá un aspecto sano y una coloración natural. Aunque en ocasiones si la tinción es resistente al agente blanqueador, necesitaremos enmascararla con una restauración externa (coronas o carillas de cerámica o composite).

Dientes negros por sarro

El odontólogo procederá a extraer mecánicamente los depósitos de sarro y realizará una limpieza dental a fondo, con lo que los dientes también recuperarán su color natural.

En el caso de tratarse de dientes periodontales con retracción gingival, tras la eliminación del sarro quedará expuesta la superficie de la raíz donde se encontraba adherido. Dicha superficie radicular, por lo general, suele ser más oscura que la zona del esmalte. Pudiendo ser necesario o recomendable algún tratamiento quirúrgico periodontal para intentar recubrir las zonas expuestas (por ejemplo, injertos de encía).

Tratamiento en niños con dientes de leche

Cuando es un niño pequeño a quien se le pone oscuro o ennegrecido un diente, la causa más frecuente es una lesión en la pulpa, habitualmente producida por una caries o por un traumatismo.

En estos casos, la solución es realizar una pulpectomía (extracción de toda la pulpa de la pieza) o una pulpotomía (extracción parcial del tejido pulpar afectado). Ambas intervenciones están emparentadas con la endodoncia que se practica en los dientes definitivos.

El acúmulo de sarro en estas edades es menos frecuente, pero no imposible.

Últimas publicaciones

Higiene profunda con cepillos interdentales

Las costumbres y las rutinas acompañan al ser humano durante su vida. El hecho de mecanizar esas rutinas y costumbres implica la generación de ciertos hábitos saludables, como es el...

Causas y tratamiento de la tensión mandibular

Todo lo que concierne al tema bucal es delicado y complejo. La mandíbula, por supuesto, cobra un especial interés por el mero hecho de actuar como uno de los ejes...

¿Qué es la clorhexidina y para qué se utiliza?

Dentro de los métodos auxiliares para controlar una buena higiene oral podemos encontrar la clorhexidina. Esta clorhexidina es un desinfectante oral que cuenta con acción antiséptica, capaz de acabar con...