Descubre cuáles son los alimentos con los que aparecen más caries

Diseño sin título (3)
Índice del artículo

Verano, tenemos un problema. Una tentación, helada y dulce, llama a las puertas de la salud bucodental. La ha puesto en ‘rompan filas’. Oficialmente, el consumo de helados se ha puesto cómodo en la vida diaria de una España a hombros del mes de agosto. Las españolas y los españoles ya buscan cobijarse en sombras, el fresquito y un buen heladito. Ahora bien, desde Clínica MónBlanc somos cautelosos y apostamos por hacer un uso responsable de esa tradición veraniega. 

¿Te has parado a pensar que comporta para tu salud bucodental el consumo excesivo de helados? Los cucuruchos, las tarrinas, las bolas o los polos contienen altos niveles de azúcar. Ojo al dato: la dietética profesional de este país explica que dos bolas de helado suponen un repunte elevadísimo, 25 gramos de azúcar en vena, que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), marca el límite del consumo diario de azúcar. No es ni recomendable ni aconsejable superar ese umbral. 

Por lo tanto, un uso indebido de azúcar dispara todas las alarmas. De una dulce caña brota la sacarosa, que, consumida de forma excesiva, provoca enfermedades a tener muy en cuenta. Estas dañan severamente el organismo. Algunos ejemplos son los siguiente: obesidad, diabetes, afecciones cardiovasculares y caries, los ataques bacterianos con los que el colectivo odontológico está altamente sensibilizado. Somos partidarios de endulzar la vida, pero con moderación. Cuidado con el azúcar, no se debe acudir a él de manera sistemática. 

Un festín de azúcar conlleva a que las caries llamen a las puertas de tu boca. Abusar de la sacarosa acarrea minar y dañar la estructura dental. Por lo tanto, el azúcar condiciona. Veamos cómo afecta en los dientes, en forma de caries, que es una lesión sobre el esmalte de uno o varios dientes. Aparecen cuando las bacterias, aunadas en la boca, arremeten contra las superficies dentales, fabricando una cantidad considerable de un ácido perjudicial que puede acabar dañando la estructura dental. En los dientes, las caries se presentan a modo de cavidades. Si estas caries no se tratan a tiempo, los resultados que caben esperar oscilan entre el dolor punzante hasta la pérdida del diente. El consumo de azúcar, en demasía, es un aliado directo de las caries y juega en contra de la salud bucodental. 

Caries y alimentos

Ciertos alimentos, que no ayudan a favorecer la mejor salud bucodental posible, conducen a que las caries se desboquen prematuramente. Te presentamos esta ‘lista negra’: 

·      Golosinas

·      Dulces. Los bombones, los caramelos, las galletas y el chocolate son claros ejemplos. 

·      Azúcar blanco

·      Batidos, refrescos azucarados, limonada, té helado, bebidas para deportistas, etc. 

·      Bollería

·      Patatas fritas

·      Fruta confitada 

·      Barritas energéticas

·      Kétchup

Así que, si consumes estos alimentos, hazlo con moderación y contrólalos, no solo por el bien de tus dientes sino por cuestiones generales de salud.  

En contraposición, toca enseñar la otra cara de la moneda: los alimentos que retrasan, evitan o frenan la aparición de caries dentales. Estos son algunos ejemplos: 

·      El calcio, que fortalece los dientes. 

·      Verduras 

·   Frutas. Algunas de ellas contienen fibra y este favorece que la saliva fluya. 

·     Frutos secos, tales como los dátiles o los higos. 

·      Legumbres secas

·      Arroz y pasta integral 

Cómo cuidar tu salud bucodental

Se ha de asumir una serie de reglas cuotidianas, en cuanto a alimentación y al cuidado de la boca, para que las caries respeten la salud bucodental. Diariamente, es fundamental alternar hábitos saludables de vida – cepillarse bien y regularmente los dientes, preservar una buena higiene bucodental o reducir las malas costumbres o vicios, como el tabaco –. En relación con ese estilo de vida, un escenario básico entra en escena: la consulta del dentista, puesto que pasar por una clínica de nivel, como las instalaciones de Clínica Dental MónBlanc, garantiza la protección y el cuidado bucodental. Defiéndete de las caries. El mejor método reside en la prevención, y es por eso que se recomienda asistir anualmente dos veces, por lo menos, al dentista. 

Carlota Muñoz, Periodoncista e implantóloga
Periodoncista, Implantóloga

Últimas publicaciones

Sangrado en las encías

Su sangrado se debe a múltiples factores, como la gingivitis, el signo más común. No controlar el estado y la salud de este tejido carnoso supone acabar haciendo frente a...

Causas y tratamiento del mal aliento. Guía completa

La halitosis, que no es una enfermedad, responde a un conjunto de causas, tales como la ausencia de saliva, la práctica de ciertos hábitos insalubres o no disponer de una...

El manual del buen dentista: cómo saber si has escogido al mejor profesional

Dime con qué especialista andas y te diré quién eres… La consulta, sus formas y el trato te darán muchas pistas. Te has de sentir como en casa. Es la...